Tecnología, accountability y responsiveness
22 December 2014

Gonzalo Toca publica esta pieza excelente en Jot Down sobre innovación y democracia tras el 15M. La parte más original es la discusión sobre los esfuerzos de grupos independientes de desarrolladores para mejorar el control de los políticos con soluciones tecnológicas.

Hay una cosa que me resulta llamativa. Casi todas las iniciativas —aunque esto quizás sea sesgo de atención— se dirigen a mejorar los mecanismos básicos de la democracia. Es llamativa la energía que se ha puesto en conseguir una aplicación de votación segura, sencilla y transparente o un foro de debate que no sobrecargue a los usuarios y en el que la información sobre los debates sea sencilla de encontrar. En ese sentido, la mejora de la responsiveness (la selección de políticos que tengan preferencias alineadas con las de los representados) parece tomar prioridad sobre la profundización en la accountability (el castigo a los representantes que se no han seguido los intereses de su constituency). O por lo menos, tras la lectura del artículo me quedo con la impresión de que los proyectos que abordan esta última dimensión son de menor alcance.

No estoy seguro sobre si este interés asimétrico refleja una concepción particular de cuáles son los mayores problemas de la representación en España. Al fin y al cabo, uno diría que el debate público está dominado por la idea de que el mecanismo de selección de élites favorece a políticos de baja calidad que no buscan satisfacer los intereses generales de la población. También es posible que simplemente sea el reflejo de incentivos individuales de los desarrolladores para atacar el problema de mayor complejidad tecnológica y, por tanto, con una mayor recompensa personal.